BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 16 de enero de 2010

Brighton

¡Hola de nuevo!
Ahora me toca hablar de la mejor ciudad del mundo mundialísimo: Brighton (sí, estoy muy ligada a esa ciudad, lo sabéis, pero quiero que la conozcáis un poquito más, con fotos y eso)


Brighton es una ciudad que se encuentra a, aproximadamente, una hora de Londres, la capital de Inglaterra. Si andas por sus calles en verano, es muy complicado encontrar a una persona nacida allí, porque es un punto al que acuden muchísimos estudiantes con ganas de pasar el mejor verano de sus vidas mientras aprenden inglés.


Es una ciudad costera, con una playa de piedras, en la que está lo más reconocido de la ciudad: el Brighton Pier.Es un muelle en el que hay varios puestos de comida, un casino, un parque de atracciones... vamos, en una palabra, impresionante. También hay uno viejo (el de la foto de arriba), que primero ardió y luego se lo llevó el viento.


Además, si te alejas un poquito de la ciudad, te encuentras con unas vistas preciosas.


Y aunque pueda parecer una ciudad demasiado industrializada, no, hay muchas zonas verdes.

Y... si tengo que elegir entre qué es lo que más me llamó la atención de todo, me quedo con la cantidad de autobuses que hay, ¡una barbaridad! Más de cien líneas. Pero lo curioso es que siempre que te montabas a uno en el centro, estaba lleno, aunque fuesen de dos plantas.

Además, son un buen lugar para hacer amistades. Recuerdo que todos los días tenía que cogerlo desde mi casa a las afueras para irme a las clases, y eran veinticinco minutos, y allí conocimos a un chico español muy simpático. Una vez allí, pierdes la vergüenza. Parece increíble creer que te encuentres con un español y comiences a hablar con él, sin timidez.

Y por último, lo que más llama la atención al llegar. Un palacio gigante en medio del centro que parece indio, o árabe, pero que en realidad fue construido por uno de allí al que le gustaba ese tipo de arquitectura, que se llama Royal Pavilion. La foto no es de mi viaje, porque cuando estábamos en el aeropuerto de Londres, esperando a coger el avión (nueve o diez horas de espera, por cierto), descubrimos que nadie tenía una foto suya, nadie. Curioso, será que lo teníamos tan cerca que no nos fijamos.

¡Ah! Y la última cosa, de verdad de la buena. Es una ciudad increíblemente gay. Así que no debe ser raro ver a unos pocos trasvestis por la calle, o a uno en calzoncillos de pinchos al que otro le da latigazos.

2 alegrías :):

CLAUDIA dijo...

Me cuesta bastante imaginar una ciudad inglesa pervertida por imágenes tan estrambóticas como las últimas que has descrito. Realmente cómica, sí señor.

Por cierto que se dice "calzoncillos" y no "calzondillos", que veo que tu mecanografía te ha fallado esta vez.

Aparte de eso, sigue adelante así, que el blog va muy bien.Eso de mezclar lo "educativo" con lo humorístico se te da de perlas y queda muy original y personal.

lucia dijo...

jaja todavía me acuerdo del día en que vimos lo último descrito por ti.
Y los que andaban disfrazados de sirenas y superman y demás jaja
Por cierto, el Royal Pavillon lo mandó construir el principe para vivir en el, y años más tarde la reina lo vendió al pueblo.